domingo, 15 de septiembre de 2013

Ascensión al Half Dome (Yosemite)


Ascensión al Half Dome, agosto 2013.

Nuestro amigo Iván Torres contribuye con el blog regalándonos esta entrada:

Half Dome desde Glacier Point

El Half Dome, el “medio domo”, es una de las figuras más prominentes del parque nacional de Yosemite. Con 2700 metros, no es la cumbre más alta del parque, pero al sobresalir en solitario 1500 metros por encima del fondo del valle es imposible no fijarse en él. En 1865 Josiah Whitney, director del servicio geológico de los Estados Unidos, lo describió como “perfectamente inaccesible, siendo probablemente el único de los lugares prominentes de Yosemite que nunca ha sido, y nunca será, pisado por el hombre”, que viene a ser como el “no hay huevos” de la época. De hecho sus palabras sirvieron de acicate y en 1875 George Anderson llegaba a su cumbre a base de taladrar el granito.



 El Half Dome desde el fondo del valle de Yosemite al atardecer.¡500 metros de pared vertical!

Hoy día la ascensión al Half Dome es muy sencilla de finales de mayo a mediados de octubre, cuando se instalan unos cables a modo de vía ferrata en el tramo final. De hecho la mayor dificultad para esta ascensión no es técnica, sino logística, porque en los últimos años la ruta se ha masificado tanto que se ha establecido un cupo máximo de 300 personas al día y es necesario obtener un permiso para llegar hasta la cumbre.
Existen dos tipos de permisos para subir al Half Dome: Los permisos de día, para subir y bajar en el día,  y los permisos de “wilderness” o de travesía, en los que si se dispone de autorización para hacer una marcha de varios días por el parque, se puede solicitar ascender si el itinerario para el que se tiene el permiso pasa cerca del Half Dome. La mayor parte de los permisos del día se sortean antes del inicio de temporada, a finales de marzo, y la solicitud se hace a través de www.recreation.gov. Durante la temporada se sortean unos 50 permisos de día que se pueden solicitar dos días antes de la fecha deseada, tal como se explica aquí (http://www.nps.gov/yose/planyourvisit/hdpermits.htm). Los permisos de travesía o “wilderness” son necesarios para hacer una travesía de varios días acampando en las zonas más vírgenes del parque (la llamada “wilderness”), y pueden incluir un permiso para subir al Half Dome. Como también hay cupos para cada ruta, un 60% de los permisos se pueden reservar hasta 24 semanas antes del inicio de la ruta, y un 40% se emiten de manera “first come – first served” (por orden de llegada) el día antes de iniciar la ruta. De cualquiera de las maneras que se suba, hay una cuota de ocho dólares por permiso.
En nuestro caso la idea era subir con uno de estos permisos de travesía a mediados de agosto, que intentamos solicitar a finales de abril. Como ya estaban todos dados, la opción que nos quedaba era los permisos “first come – first served”, así que Javier y yo nos plantamos a las seis y media de la mañana, con una agradable temperatura de 0ºC, en la estación de emisión de permisos de Tuolumne Meadows. Cuando llegamos ya había cola, la gente llevaba desde las cinco de la mañana abrigada con sus sacos de plumas de invierno. Al llegar los rangers a las siete de la mañana hicieron un pequeño sondeo de qué rutas quería pedir la gente y cuánta gente era, para saber si habría permisos para todos y ahorrarnos la espera hasta las once de la mañana, cuando se emiten los permisos. Nosotros pretendíamos salir por la cabecera de ruta de Cathedral lakes, para hacer el John Muir Trail en dos días y subir al Half Dome el segundo, antes de bajar al valle, pero no quedaban permisos y tuvimos que conformarnos con los dos últimos permisos para la ruta de Sunrise Lakes, algo menos espectacular. Tuvimos suerte y también pudimos obtener permiso para subir al Half Dome.

Empezamos la ruta de Sunrise Lakes en el lago Tenaya, a 2490m. Desde allí el sendero sube gradualmente entre pinos hasta alcanzar un collado y poco después el primero de los Sunrise Lakes a 2800m. Desde allí el sendero sube un poco más, hasta los 2900m, y luego desciende hasta los prados en los que se encuentra el Sunrise High Sierra Campground (Un campamento de tiendas de lona para excursiones organizadas), un buen sitio para parar a comer y avituallarse de agua sin necesidad de depurarla. Desde este punto enlazamos con el John Muir Trail, y tras una breve subida empezamos a descender junto a un arroyo con muy poca agua, el Sunrise Creek. Desde aquí empezamos a tener las primeras vistas del Half Dome, con su característica silueta. Nos encontramos con bastante poca gente, pero todas las personas que vemos nos comentan o nos preguntan por los sitios en los que hay agua, es la principal preocupación a la hora de acampar. Nosotros lo hicimos en Moraine Dome, un pequeño domo con espectaculares vistas al valle por el que baja el río Merced, y bastante cerca de un punto con agua.

Uno de los lagos de Sunrise Lakes

 Los prados donde se encuentra el Sunrise High Sierra Campground. Un buen sitio para abastecerse de agua.

 La inconfundible silueta del Half Dome.

 Campamento en Moraine Dome.

A la mañana siguiente, sin haber recibido la visita de ningún oso (¡con las ganas que teníamos de ver uno!) recogimos las tiendas, filtramos agua y empezamos a caminar hacia el inicio del sendero que sube al Half Dome. En este punto escondemos una de las mochilas con todo lo que no vamos a necesitar, y la caja para la comida a prueba de osos, que hay que dejar separada de la mochila para evitar que un oso hambriento la destroce. Estas cajas son obligatorias para hacer marchas de más de un día por el parque y se pueden alquilar en las estaciones de emisión de permisos.
Caja a prueba de osos. Hay que guardar la comida y todos los artículos con olor (jabón, pasta de dientes, basura...). 
Su uso es obligatorio cuando se hacen marchas de varios días.

En este tramo ya hay más gente, son cerca de las nueve de la mañana y coincidimos con los excursionistas de día más madrugadores, aunque en ningún momento nos encontramos con multitudes. Desde el camino empezamos a tener vistas espectaculares de la cabecera del valle de Yosemite y del Half Dome en sí. Después de un rato de subir entre pinos llegamos a la base del Subdome, un pequeño domo al pie del Half Dome que se sube por un pequeño tramo de escaleras bastante aéreas y después directamente por el granito. Justo en este tramo de escaleras nos encontramos con una persona del parque que nos pide el permiso. Aunque el tramo del Subdome no tiene ninguna dificultad, es bastante aéreo, y hay algunas personas que  lo están pasando mal. Nos cabe la duda de si no ponen escaleras aquí precisamente para disuadir a la gente no muy acostumbrada a las alturas de llegar hasta los cables y quedarse bloqueada allí, lo que sería bastante más problemático.

 Cuanto más cerca, más grande parece.

 Espectaculares vistas del cañón de Tenaya, en la cabecera del valle de Yosemite, subiendo al Subdome.

Una vez pasado el Subdome ya sólo queda el tramo final: Los cables. Este tramo es el más aéreo y más divertido de la ascensión. Son dos cables que ayudan a subir los últimos 100m hasta la cumbre, anclados a la roca con barras de hierro cada 3 ó 4 metros. Casi nadie lleva equipo de vía ferrata (nosotros tampoco), pero sí es aconsejable llevar un par de guantes para agarrarse bien al cable. Los primeros tramos son los más verticales y cuesta algo subir porque la roca está muy lavada, pero en ningún momento se puede hablar de verdadera dificultad. En todo caso es algo incómodo pasar a la gente que va más despacio o cruzarse con la gente que baja. Poco a poco la pendiente va haciéndose más suave hasta que acaban los cables, ya en la cima. Desde arriba las vistas son impresionantes: El valle del río Merced por un lado, el valle de Yosemite muy abajo, y al fondo El Capitán. Hacemos un par de fotos en la cumbre, comemos algo y empezamos la bajada hacia el valle. En los cables nos cruzamos con unas cuantas personas que suben; algunos bastante tensos, y casi todos nos preguntan si para bajar es mejor ir de cara o de espaldas. Parece más cómodo ir de espaldas.

 Los cables de subida al Half Dome: Sin duda, la parte más divertida de la ascensión.


 Desde la cima del Half Dome. Vertiginosas vistas del fondo del valle de Yosemite, 1500m más abajo. Al fondo, El Capitán.


 Excursionista  en la cima del Half Dome.


 Los cables, antes de empezar a bajar.

Una vez en el sendero nos cruzamos con bastante gente con aspecto de cansada que nos pregunta cuánto queda para llegar hasta la base de los cables. Cuando llegamos a donde habíamos dejado la otra mochila y la comida confirmamos que todo está bien, nos cargamos las mochilas y continuamos la bajada. Según descendemos va haciendo más calor, y cuando llegamos al Little Yosemite Valley casi no nos queda agua. Afortunadamente estamos junto al río Merced y podemos filtrar en el río. Cuando estamos bombeando agua con el filtro, en la otra orilla oímos un ruido y vemos un animal parecido a un jabalí que sale corriendo de la orilla y se esconde en el bosque. Entonces caemos en que no es un jabalí, es un oso! Reconocemos la silueta de las orejas redondeadas antes de que desaparezca entre los árboles.
 El río Merced a su paso por el Little Yosemite Valley.

Desde el Little Yosemite Valley se puede bajar por el John Muir Trail o por el Mist Trail, más empinado y que pasa junto a alguna de las cascadas permanentes más famosas del valle: La Nevada Fall y la Vernal Fall. Apenas llevan agua, pero aun así son bastante impresionantes. Eso sí, aquí hay bastante masificación y bajamos junto a una multitud de excursionistas y turistas que están remojándose los pies junto al río. Este sendero nos lleva hasta el propio valle de Yosemite, donde si se dispone de un “wilderness permit” se puede acampar en el campamento de mochileros, o alternativamente se puede coger un autobús de vuelta a Tuolumne Meadows. Nosotros nos dimos un merecido chapuzón en las pozas del río Merced y acampamos en el valle, para al día siguiente reunirnos con el resto de la expedición y continuar con el viaje.

 Vernal Fall.

Y desde aquí os aconsejamos que, si algún día tenéis oportunidad visitéis el Parque Nacional de Yosemite, porque no os dejará indiferentes.

Yosemite Valley desde Yosemite Falls.

Texto y fotos: Iván Torres.

2 comentarios:

  1. Buenas. Vamos en una semana a Yosemite mi novia y yo y queremos hacer la subida al Half Dome. Estoy un poco perdido porque en estos últimos años ha cambiado mucho el tema de los permisos así que casi toda la info que encuentro está obsoleta. He intentado conseguir un permiso de un día en la web pero no hay forma. Podrías indicarme donde puedo conseguir estos permisos? Dices que en la estación de permisos de Touloume, pero eso está algo lejos del valle, no? Si puedes darme información sobre este tema os lo agradeceriamos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Si lo que quereis es subir y bajar en el dia la unica opcion que teneis es solicitar uno de los permisos de dia que se sortean cada dia. La solicitud la teneis que hacer online dos dias antes del dia que querais subir en recreation.gov. Te cobran $4.5 por participar en el sorteo, y si te conceden el permiso son $8 mas. Aqui puedes encontrar mas detalles: http://www.nps.gov/yose/planyourvisit/hdpermits.htm

    Luego teneis la opcion de hacer lo que hicimos nosotros, que es pasar al menos una noche dentro de la zona de reserva (la wilderness) y si el Half Dome queda cerca de vuestro itinerario podeis intentar pedir un permiso de Half Dome a la vez que sacais el permiso de wilderness. Para eso hace falta estar al amanecer -las colas suelen durar toda la noche- en una estacion de permisos - en Tuolumne, a 100 kms del valle por carretera, o en el propio valle, junto al centro de visitantes- el dia antes del que querais empezar a andar. Vamos, que requiere disponer de tiempo, flexibilidad, material de acampada y buena forma fisica.

    Si al final no conseguis el permiso teneis varias alternativas igualmente espectaculares:
    - Nosotros subimos el North Dome, justo enfrente del Half Dome, donde no va casi nadie y tienes unas vistas espectaculares: http://www.yosemitehikes.com/tioga-road/north-dome/north-dome.htm

    - Podeis subir a Clouds Rest desde Tenaya Lake: http://www.yosemitehikes.com/tioga-road/clouds-rest/clouds-rest.htm

    - O podeis bajar desde Glacier Point hasta el valle a lo largo del Panorama Trail, una ruta popular y que parece muy interesante: http://www.yosemitehikes.com/glacier-point-road/panorama-trail/panorama-trail.htm

    Mucha suerte!

    ResponderEliminar

Viviendo la Montaña

Viviendo la Montaña