domingo, 9 de noviembre de 2014

Minas de Liena, senda de Las Pardas, circular al valle de Barrosa.


Hoy vamos a mostraros el bonito y no muy transitado Camino o Senda de la Pardas, que recorre el Circo  de Barrosa por todo su alto (2.400 m - 2.500 m)  dirección Este-Oeste. Este antiguo camino era utilizado por los contrabandistas y por los ingenieros en su viaje desde Francia a las minas de hierro y plomo de Ruego y Liena de Parzán.




La vuelta entera  supone  22,7 Km, salvando un desnivel positivo de 1250 m.

Para descargar el track para GPS pulsa aquí


Track de la ruta en Google Earth


Descripción de la ruta: 
 Dejamos el coche a unos 5 km de la Población de Parzán  por la carretera que conduce al túnel de Bielsa (a mano izquierda dirección subida) justo antes de que la carretera gire a derechas prácticamente 180º, a 1.368 m.  
 
Se toma la  pista ascendente desde el mismo lugar en donde se deja el coche, que gira a la derecha (segunda bifurcación) para en corta pero empinada subida llegar a los restos de la estación de llegada del cable aéreo de las explotaciones mineras que desde 1912 explotaba la sociedad Minas de Parzán en lo alto de estas montañas, las Minas Luisa y Robert. Este será nuestro primer objetivo.  



Continuamos un corto tramo por la pista y tomamos el camino que a izquierda se introduce en el bosque, dirección Minas Liena.




Comienza la subida por cómodas Z.




Dejamos lo más frondoso del bosque para situarnos debajo del cable.



Detalle de una vagoneta  ¡cargada  aún con mineral!.  Las carretillas se enganchaban al cable con una pinza desembragable   (sistema telesilla esquí).  Las vagonetas  cargaban 300 kg  (el equivalente a 2-3  burros). El cable transportaba aproximadamente 1 tonelada de material a la hora.



Dejamos lo más escarpado de la subida y ya podemos divisar al fondo las ruinas de la torreta del transformador donde se ubicaba la estación de salida y el color rojizo del terreno  de los restos de las explotaciones mineras.



Justo debajo de la vagoneta aparece el macizo de Posets, escoltado por las Puntas Fuesa (izda) y Suelza (dcha).



Restos de la mina Luisa.




Seguimos ascendiendo dejando abajo la salida del cable.




Y llegamos a la divisoria de la Sierra de Liena (2549 m). El Macizo del Perdido nos da la bienvenida.



Detalle de la cara Norte del Perdido y Cilindro, ¿cuánto tiempo  tardará el glaciar de desaparecer por completo?




Desde la divisoria,  a la derecha,  a media ladera,  se continua por la trocha de  debajo de Las Bachetas.


Que nos lleva rectos al inconfundible Pico Espluga Ruego de donde parte la Senda de las Pardas propiamente dicha.




La senda comienza por  buen camino tallado en la montaña y protegido por una sirga que desaparecerá pronto y que  al final del mismo, ya muy próximo al Puerto de la Barrosa,  aparecerá de nuevo si bien en un estado de mantenimiento deplorable, como veremos.   







Munía y Sierra Morena








Según avanzamos alcanzamos a ver el principio del Valle de la Barrosa.




El camino discurre prácticamente metido dentro de la mole de Peña Robiñera.






Incluso tenemos que atravesar un nevero.




Pasada la Peña Robiñera el camino se abre.




Ya se divisa el final , Puerto de la Barrosa, el último tramo va a discurrir por debajo de los contrafuertes de Sierra Morena.




Llegamos a otro tramo protegido por sirgas, pero aquí se encuentran en muy mal estado, pues están desprendidas. Mejor no utilizarlas. 









Y aquí acaba (sentido Este -Oeste) o comienza  (sentido Oeste-Este) la bonita e interesante senda de las Pardas.

 La pirámide del Pico de Troumouse nos felicita.




Pocos metros más arriba de su final se pasa a Francia (Puerto Barrosa 2534 m) con el intenso azul de los  Lagos de la Barraude.



Y bajamos por todo el valle de la Barrosa (Refugio de la Barrosa 1745 m).



 Comentarios:
La senda no tiene dificultades técnicas, en ningún momento tuvimos necesidad de sacar la cuerda, si bien es cierto que hay tramos donde es preciso extremar las precauciones, pues una caída puede tener consecuencias fatales. Nos comentaron el día anterior que los últimos años había habido desprendimientos empeorando las condiciones del camino, posiblemente sea así, pero tampoco podemos dar una valoración de este detalle pues, lógicamente, no  hemos conocido el terreno   antes de producirse estos desprendimientos. La sirga,  como hemos visto en el reportaje, escasa  y en condiciones de mantenimiento malas. Obviamente con climatología adversa abstenerse. La senda la hicimos a finales de septiembre y había agua en algunos puntos.  

¡Nos vemos en el monte!      

1 comentario:

  1. me gusta subir las montanas siempre estoy buscando las montanas mas famosas del mundo .Gracias por este blog excursiones en estambul

    ResponderEliminar

Viviendo la Montaña

Viviendo la Montaña